10/7/09

Capítulo 8: Llegó la fiesta

Ya era hora de irme a la fiesta, me acordé de Aaron, ya no estaba enfadada con él había sido una tontería el solo intentaba abrirme los ojos… a su manera, no me gustó pero era mi amigo lo perdonaría y haría que los dos nos lo pasáramos fenomenal en la fiesta

Deambulé por la casa intentando encontrar la salida y a Aaron, pero no encontraba ninguna de las dos, la casa era demasiado grande y yo solo había visto el caminó de rosas, decidí seguirlo nuevamente esperando encontrarme en la terracita con Aaron

-Gracias a Dios, te llevó buscando un buen rato esta casa es demasiado grande-de repente Aaron se quedó boquiabierto

-¿Qué pasa, estoy mal?-pregunté un poco angustiada

-No, no todo lo contrario, como decirlo e,es, estás….

-¿Diferente?

-Si diferente lo estás pero no es eso lo que yo quería decir, lo que me refiero es que estás muy… sexy-se rió y vi una tonalidad diferente en su cara

-¿Tu crees?

-Si… por cierto ¿sigues enfadada?-dijo poniendo carita de inocente

-Pues si… y tendrás que recompensarme si quieres que te perdoné-si le mentí pero quería hacerle sufrir un poco

-¿Y de qué se trata esa recompensa?

-Fácil, simplemente tienes que acompañar a la fiesta y pasártelo igual de bien que yo-ya lo sé eso no era muy duro por mi parte, pero nunca se me ha dado demasiado bien intentar hacer daño a la gente cuando no se lo merecen

-Vale, de todas maneras no pensaba dejarte sola en esa fiesta con tanta gente

-Muy caballeroso por tu parte-reí y el conmigo

-Creo que deberíamos ir ya, claro está amenos que te hayas arrepentido y prefieras quedarte aquí a dormir

-No no me he arrepentido, así que tira no perdamos más tiempo

El lugar al que fuimos estaba demasiado lejos por lo que tardamos alrededor de unos 45 minutos en llegar a la casa de Eric, mientras en el trayecto recibí un sms de Nico:

T stoy sperando no m falts guapa :p

No le respondí porque ya estaba escuchando la música de la fiesta y sabía que me encontraba cerca, cuando Aaron paro la moto vi el panorama parecía un caos pero me gustaba, toda la gente reía, bebía, bailaba tenía ganas de unirme, pero no sabía a quién acercarme, Aaron me cogió de la mano y me llevo muy cerca de el, comenzábamos a adentrarnos en el jardín entonces se paró, yo le solté porque vi acercarse a Nico el cuál me cogió de la cintura y me dio tres besos, el ultimo muy cerca de la comisura de mis labios yo creía que lo reglamentario eran dos, pero no me incomodó lo que hizo, lo notaba borracho entonces fue cuando me ofreció de su copa y yo acepté

-¿Sabes que estás muy guapa con esa ropa?, te sienta fenomenal-me quedé callada y un poco sonrojada, estaba dispuesta a responderle cuando Aaron dijo

-Morgana me voy a dar una vuelta, llámame si me necesitas-dijo Aaron con un tono de ira

-No te vayas, quédate, ¿dónde puedo conseguir una copa para mi y para Aaron, Nico?-dije mirándole a los ojos

-Dentro de la casa, ¿tráelas tu no Aaron?, es que tengo que hablar con Morgana… a solas

Aaron asintió y se fue sin decir absolutamente nada-Nico no había apartado su mirada de la mía mientras le había dicho eso a Aaron

-¿Qué es eso que me tienes que decir?-todavía seguía agarrado a mí y mi corazón latía cada vez a mayor intensidad

-En realidad nada importante, luego te lo digo, ahora voy a presentarte a unos amigos-entonces me cogió de la mano y me introdujo entre la gente, el iba delante y yo le seguía muy de cerca aferrándome a su mano

-No sé, es que me da vergüenza Nico

-¿Y que piensas pasarte la noche solo conmigo? Aunque por mí encantado, pero me gustaría presentarte a mis amigos

-Vale venga… preséntame a tus amigos-¿Qué estaría encantado de pasar la noche conmigo?-no te hagas ilusiones Morgana me dije a mi misma

Andamos un rato entre la aplastante multitud, era un poco agobiante pero hizo que tuviera bastante roce con Nico lo que provoco una agradable risa entre nosotros, me pregunté donde estaría Aaron, ¿habría regresado ya con las bebidas y nos estaría buscando?, deje de preocuparme, estaba en una fiesta así que le dije adiós a mi conciencia, de repente Nico se paró y me dijo al oído este es Eric, yo ya lo sabía, en realidad sabía quién era cada uno de los que nos rodeaban, pero no podía decirlo

-Eric, está es Morgana-dijo gritando ya que no se oía demasiado bien con la música

-Hola Morgana yo soy Eric, ¿Nico está que es tu nueva novia?

-No yo no…soy su novia-me apresuré a decir

-No no lo es… pero la noche es larga-Nico y Eric se rieron, entonces Nico me miró y me dijo al oído mira ese que se acerca es Hugo aunque ya lo conoces ¿no?, te voy a presentar a unas chicas.

No se a cuanta gente me presentó en esa noche de todas las que me presentó me cayeron bien unas dos chicas llamadas Nerea y Sara, ambas eran muy simpáticas baile y hablé con ellas mientras que Nico fue a traerme otra copa, era ya la tercera y Aaron no daba señales de vida pero… en realidad no me importaba para sentirme mejor pensé que se lo estaría pasando bien por ahí y por eso no había venido a buscarme, entonces llegó Nico con dos copas en la mano, una para mí y otra para él, me la dio y de repente sopló el viento e hizo que mi pelo envolviera mi cara, al instante Nico apartó los pelo de mi cara y me preguntó que si no tenía frió, le dije que si aunque en realidad con el hechizo no sentía nada, totalmente al contrario tenía hasta calor
-Tengo una idea-dijo Nico con una picará sonrisa

-¿Si?-pregunté correspondiéndole la sonrisa

-Podríamos entrar en la casa hace más calor

Me despedí de las chicas y ellas me apresuraron para que me fuera con él, Nico tomó mi mano un poco impaciente, y me dirigió hacía el interior de la casa, la cual estaba llena de parejas dándose el lote y otras bailando muy pegadas, entonces fue cuando vislumbre a Aaron, esté estaba bailando con una rubia que tenía el nombre de Jenny, no sabía que le gustaran las rubias, me dio un poco de rabia él nunca había bailado así conmigo, bueno ni siquiera habíamos bailado, ella no podía ser otra cosa que su amiga ya que Aaron me dijo que las mortales no le gustaban, pero que estaba haciendo ¿me estaba poniendo celosa de Aaron?, supongo que serán celos maternales me dije

-Ves aquí hace más calor-dijo Nico sacándome de mis pensamientos internos

-Si, dije mientras me terminaba mi tercera copa

-¿Quieres más?

-Si gracias

-Vale, ahora vengo no te muevas, cuando vuelva quiero bailar contigo

-Si-dije con mi mejor sonrisa correspondiendo a la suya

-¿Y que hacia yo ahora? no me iba a quedar allí esperando y mirando como todas esas parejas se abrazaban y besaban, pensé en acercarme a Aaron, pero… no sabía si era buena idea.


¿Ira Morgana a hablar con Aaron? ¿Y si así fuera que le diría? ¿Qué pasara cuando Nico vuelva con las bebidas?

No os olvideis de comentar :) es importante para mi!

2 comentarios:

Lockas x 100pre dijo...

Me gusta un montón tu hisoria¡¡¡¡¡

historiadeamorcreciente ♥ dijo...

oohh...hoy lei por primera vez tu historia y es muy buena ...me encanto...me muero de ganas de saber que pasa ...escribe pronto ...y si puedes pasate por mi blog ... besos♥

My playlist