6/7/09

Capítulo 5: El almuerzo

-Eche a correr todo lo que pude pero finalmente dejé que me alcanzara

-Qué fácil ha sido no pensé que te rindieras tan pronto

-Já que gracioso ¿no? perdona que te diga pero no me he rendido simplemente he tanteado las posibilidades que tenía, una de las razones es que no se donde estoy por lo que no se en que dirección ir, y la otra que me das pena ¿te he hecho daño?

-Jajajajaja

-¿Qué te parece tan gracioso?

-Pues el que creas que me has hecho daño ¿de verdad crees que con esas piernitas puedes hacerle daño a alguien?

-Ahora si que te vas a enterar-me abalancé sobre el y me enrosqué en su cuerpo de forma que nuestras siluetas se amoldaban empecé a darle bocados, arañazos, mientras que el no paraba de reírse pero lo cierto es que no se intentaba librar de mí, hasta que me acabe cansando y nos desplomamos en el campo que había al lado de la carretera y el empezó a hablar y me dijo

-Bueno ya veo que lo de la sorpresa no te hace mucha gracias así que la dejare para está noche y ahora vamos a comer que me muero de hambre

-¿Pero no íbamos a comer a ese sitio?

-Si, pero he cambiado de idea, además es un sitio muy bonito y se ve mejor de noche así que ahora vamos a comer a cualquier restaurante, venga móntate que nos vamos
Me coloqué el casco que me hacía parecer ridícula y me agarre fuertemente a él, nos dirigimos a un restaurante chino cosa que realmente no me hacía mucha gracia pero ya se la había liado bastante a Aaron así que decidí dejarlo pasar, comimos hasta hartarnos y salimos del restaurante, eran ya las 6 de la tarde

-¿Y ahora qué? Volvemos a mí casa y a la hora de cenar vamos a ese sitio¿ o tienes otros planes que todavía no me has contado?

-Pues la verdad es que no los tenía, pero no me apetece tener que pasar el día en tu casa

-Oye ¿Que tiene de malo mi casa?

-Nada, simplemente digo que podríamos hacer otra cosa para divertirnos

-¿Cómo qué?

-Pues… por ejemplo podríamos ir a el centro comercial, pero no para comprar ropa, si no para ver una pelí, o ir a la bolera, o dar vueltas por el parque de al lado, ir a la playa, lo que tu prefieras

Aaron siempre me daba a elegir distintas opciones y luego me dejaba elegir, cosa que no era tan buena cuando eres un persona bastante indecisa

-¿Qué te has decidido ya?

-Pues… déjame pensar- la verdad es que la idea de la playa me llamaba bastante la atención, pero no tenía ganas de pasar calor así que me decidí por la bolera

-¿Y bien?-dijo con un tono de impaciencia

-Si, ya lo tengo me he decidido por la bolera

-¿Ah sí? Por un momento pensé que ibas a decir la playa, como te encanta tanto el agua

-Sí la verdad es que lo he pensado, pero no tengo biquini a mano y no tenía ganas de pasar calor

-Vamos como si eso ahora fuera un problema

-Sabes que no me gusta utilizar la magia para esas cosas, y ya hice magia esta mañana con el tiempo cosa bastante dificultosa, además ya me he decidido por la bolera y no hay nada que me haga cambiar de opinión

-Vale pues venga, pero antes tendremos que pasar por la gasolinera, porque como a la señorita no le gusta utilizar la magia…

-No hagas que me arrepienta de no haberte mordido el cuello-me subí con resignación, me coloqué de nuevo el caso que a demás de hacerme parecer ridícula, me hacía pasar una calor horrorosa y me aferré a Aaron intentando hacerle un poco de daño cosa que no funcionó. Por fin llegamos a la gasolinera y me quite el odioso casco, mientras que Aaron llenaba el deposito me dirigí a la gasolinera donde compre unos chicles de menta y frutos secos, cuando me decidí a pagarlos alguien me hizo girar sobre mi misma haciendo que casi me cayera al suelo

-Hola Morgana

-ho, hol, hola Nico

-¿Qué haces tu por aquí?¿Y quién es el de la moto, tu novio?¿Y por cierto porque no me esperaste en el parking?¿ Hugo no te lo pidió por favor de mi parte?

-jajaja

-¿Qué te hace tanta gracia?

-Nada, nada, es que me haces demasiadas preguntas pero te las responderé encantada, veamos primeramente el no es mi novio sino mi mejor amigo, Hugo si me lo pidió y si te esperé como un cuarto de hora y no apareciste que querías que te esperara una hora

-Ah bueno perdona pero es que creí que no me querías esperar, pues que sepas que solo tarde 1 minuto más-sonrió

-Bueno y que era eso que me tenías que preguntar

-¿Pues que si haces algo está noche?

¡¡Espera Nico me estaba preguntando que hacia está noche!!, ¿iría eso con segundas intenciones?, me refiero, me diría que si querría salir con el está noche, pensé en decirle que nada, para ver si mis sospechas eran ciertos, pero… y si lo hacía ¿que haría con Aaron como se lo explicaría le diría que lo dejo tirado y que se guardara su sorpresa para otro día? no, no podría hacerle eso a mi mejor amigo, el había preparado está noche para nosotros dos, definitivamente no le podía hacer eso, pero si se lo hacía... ¿me perdonaría alguna vez?, no lo sabía así que decidí no arriesgarme

-Pu, pues, la verdad es que sí

-Bueno pues entonces nada, es que esta noche-pero de repente alguien lo interrumpió a mis espaldas

¿Quién habrá interrumpido la conversación entre Nico y Morgana?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

ME ENCANTA!!! La verdad es que es de lo mejor!!! Y me has dejado con una intriga tremenda!!! Me hago tu seguidora SIN DUDARLO!!!
Besos! NUNCA LO DEJES!!! Y baja una entrada pronto!
L

anastazia dijo...

Quien era??!!!
ya quiero saber que pasa!!!
escribe pronto!!

gracias por pasarte por mi blog!!

bss =D

My playlist